sábado, 19 de junio de 2010

Circuito urbano de Valencia


El Circuito urbano de Valencia es uno de los 16 circuitos urbanos oficiales de Fórmula 1 en el mundo. En él se celebra el próximo Gran Premio de Europa de F1.
Este circuito pasa por la zona del puerto de Valencia, visita el barrio de Nazaret, el paseo de Fodereck, Marina norte y sur, llega hasta el muelle, entra en la zona del Grao, la avenida de Francia, atraviesa la frontera del barrio de Moreras hasta la avenida del Ingeniero Manuel Soto.
La longitud del trazado es de 5419 metros, al que se le darán 54 vueltas para completar una distancia de carrera de 308,883 km. Tiene un ancho de 15 metros en recta de meta y 12 metros en el resto del trazado. Tiene 25 curvas y la velocidad máxima está en 316,4 km/h.
Los pilotos vencedores en las dos ediciones en las que se ha corrido el GP de Europa de F1 en este circuito han sido Felipe Massa en el 2008 y Rubens Barrichello en 2009, curiosamente los dos brasileños.
En las dos carearas disputadas aquí anteriormente se han dado carreras monótonas y aburridas. Este trazado no ofrece muchas oportunidades de adelantamiento, puesto que la zona sucia es muy deslizante y fuera de la trazada los coches no encuentra la adherencia suficiente para esta maniobra.
Se trata de una pista basada en largas rectas en las que se llega a coger una velocidad de hasta 316 km/h. seguidas de fuertes frenadas en las que sólo se pisa el freno en una marcha inferior a sexta en tres ocasiones. Esto hace que este circuito sea muy exigente con los frenos y con las cajas de cambio. Es un circuito que no presenta la menor complicación para el piloto y donde este no puede aportar mucho para mejorar el comportamiento del coche, así que, salvo error o accidente, será la estrategia y la diferencia de coche los factores más determinantes.
El inicio de la vuelta es muy rápido y la primera curva se toma totalmente a fondo sin frenar y acortándola por la parte derecha antes de encarar la primera frenada que pasamos de 300 km/h a 90 km/h y de séptima a segunda para afrontar la curva dos, en la zona de Malvarrosa, se trata de una curva a derecha en la que nos apoyaremos en el piano de entrada para enfilar el de salida rápidamente sin llegar a tocarlo y acelerando hasta tomar la curva tres a la izquierda y nos vamos situando a la derecha para prepararnos para la primera chicane. Se trata de las curvas cuatro y cinco de izquierda y derecha respectivamente, a las que llegamos en quinta a 230 km/h. y reduciremos a segunda para trazarla usando los pianos, pero con cuidado, ya que el muro está demasiado cerca y desde los 100 km/h a los habremos bajado después de la curva cuatro subiremos hasta 150 km/h. en la salida de la curva cinco y seguiremos acelerando. A pesar de que nos encontraremos con las curvas seis y siete esta se hacen casi sin girar el volante mientras aceleramos hasta 290 km/h y subimos hasta séptima marcha. Es una zona de buena visibilidad que termina en la segunda chicane de las curvas ocho y nueve. Aquí tendremos que reducir a segunda velocidad y poner el coche a poco más de 80 Km/h. Tomaremos la curva ocho a la derecha y una vez que el coche apunta al puente aceleramos y engranamos tercera para tomar la curva nueve, que es a izquierdas, por la parte izquierda de la pista y manteniendo la línea hasta la parte derecha del puente, aprovechando el ancho de la pista acelerando y subiendo a cuarta velocidad hasta 200 km/h. A partir de ahí nos abriremos a la izquierda para dejar el puente girando a la derecha y reduciendo dos marchas para llegar a la curva diez a 8o km/h, aprovechando el piano de salida. Aceleramos rápidamente en la curva once y en la larga recta que le sigue hasta llegar a 310 km/h antes de llegar a la tercera chicane de la pista. La primera de las dos curvas es a la derecha y se toma en segunda a 90 km/h rozando el piano derecho y acelerando ligeramente hasta llegar a 130 km/h para rozar el siguiente en la curva trece y abriendo la trazada hasta el piano de salida, al cambiar a tercera. Lo mismo que hicimos en el puente, engranamos cuarta mientras nos situamos a la izquierda antes de frenar para la curva catorce, que tomaremos en segunda y abriendo la trazada apoyándonos en el piano de salida para no perder velocidad. Seguirán las curvas quince y dieciséis, ambas a la izquierda, que una vez más se hacen en plena aceleración subiendo marchas hasta séptima y tomando el piano de salida tras situarnos a la izquierda en la recta que sigue. Así llegamos a la curva diecisiete, una horquilla a la derecha que nos hará reducir de séptima a segunda para tomarla a 80 km/h y, acelerando en la salida, iniciamos el tramo final de unos 90 metros con siete curvas que pasaremos sin tocar el freno. En plena aceleración pasaremos la curva dieciocho, a la izquierda, ya en cuarta, bastará levantar el pie del acelerador para afrontar la curva 19, a la derecha, aceleraremos y nos apoyamos en el piano de la izquierda engranando quinta en el momento que pasamos por la curva veinte, similar a la anterior y con un piano de salida igualmente accesible y conveniente. Las curvas veintiuno y veintidós son unas eses muy abiertas que se trazan casi en recto de piano a piano, entrando en la primera en sexta y saliendo de la segunda en séptima. La curva veintitrés es una prolongación de la anterior hacia la izquierda en la que se sigue acelerando. La curva venticuatro es sencilla y ala derecha en la que se empieza a frenar desde 290 km/h, reduciendo cinco marchas y abriendo la trazada a la derecha, desde este momento giraremos para llegar a la horquilla de la curva venticinco, rozaremos el piano izquierdo y abriremos poco a poco la trazada hasta apoyarnos ligeramente el piano derecho para iniciar la recta a meta. Lo que queda es apretar el acelerador a tope y subir rápidamente de marchas para pasar por meta y terminar felizmente. Se repite la operación 54 veces y sólo nos queda despedirnos de esta pista hasta Silverstone.

5 comentarios:

Dark dijo...

Buenos días a tod@s!

Gracias Dauro por la explicación. Nos tienes muy mal acostumbrados.

Tengo una duda que igual me sabéis responder. No se de cuantos juegos de neumáticos dispone cada equipo para una carrera, pero ¿qué hubiera pasado si por ejemplo en Canadá un equipo gasta muchos neumáticos y no tiene más para cambiar?

Ahora a esperar una nueva carrera en casa.

Saludos y buena semana.

Un Aficionado dijo...

Un Off topic interesante, http://www.f1aldia.com/8927/pat-fry-ex-de-mclaren-ha-fichado-por-ferrari.html

El jefe de ingenieros de Mclata pasa a Ferrari, no deja de ser interesante :D

Un saludo.

Dauro dijo...

Durante el fin de semana, cada conductor tiene acceso a 11 juegos de neumáticos de seco (seis de los más duros y cinco de la opción más blanda), cuatro juegos de neumáticos intermedios y tres juegos de neumáticos de lluvia.

Durante las sesiones de entrenamientos libres uno y dos, a los pilotos sólo se les permite usar tres juegos de neumáticos de seco. Se le tiene que devolver al proveedor un juego de neumáticos de cada especificación después de cada sesión de entrenamientos.

A cada conductor se asignarán ocho juegos de neumáticos de seco (cuatro de cada especificación) para usar durante el resto del evento, pero una serie de cada especificación debe ser devuelto al proveedor de neumáticos antes del inicio de la sesión de calificación del sábado. Al comienzo de la carrera de los coches que tomaron parte en la Q3 deberá estar equipado con los neumáticos el conductor utiliza para establecer su tiempo de clasificación.

Edu dijo...

Hola a tod@s:

Me he despistado un poco.................... Gracias Dauro por tu analisis del circuito, lo dicho, nos estás acostumbrando mal, y se te nota muy suelto ya con las entradas que escribes, rozando la perfección.........

AAAAAAAAdios.

Dauro dijo...

Vuestra amistad sí que es perfecta y objetiva.
Muchas gracias.