jueves, 1 de julio de 2010

La Fórmula 1 pierde credibilidad



Los raros acontecimientos ocurridos en el último GP de Europa, celebrado en Valencia, puede ser la gota que colme el vaso de la afición de la Fórmula 1, que se ha visto estafada con esta carrera.
No me refiero a la actuación de Hamilton que, en definitiva, hace lo que le permiten los comisarios de la FIA, que desde su llegada a la Fórmula 1, en 2007, lo han tratado con demasiada benevolencia. Anteriormente esa condensendencia se empleaba con Schumacher en este deporte.
Me refiero al modo con que la FIA ha gestionado la salida del coche de seguridad, a la poca agilidad que han tenido los comisarios para comprobar la irregularidad en el adelantamiento de Hamilton al coche de seguridad y a las caprichosas y ridículas sanciones impuestas a los infractores del reglamento. En la carrera de Imola de GP2 de 2006 Hamilton fue sancionado con la descalificación de carrera por adelantar al coche de seguridad. No se entiende que ahora la sanción sea distinta por la misma falta.
Tampoco se entiende que los comisarios tarden tanto tiempo en comprobar una falta tan palpable. En otras ocasiones la decisión para sancionar a otros pilotos se hace de forma inmediata. Hagamos memoria a las sanciones aplicadas esta temporada a Alonso, Alguersuari, Petrov, etc.
La fórmula 1 es un deporte internacional y por eso no se comprende, y se empieza a cuestionar, que el cuerpo de comisarios esté formado por personal netamente inglés.
Por todo lo acontecido en la última carrera en Valencia la Fórmula 1 ha perdido credibilidad como deporte por haberse dado una carrera manipulada, adulterada y distorsionada en su resultado final.
Esta forma que tiene el cuerpo de comisarios, con Charlie Waiting a la cabeza, de equivocarse siempre en el mismo sentido, pone a este cuerpo de comisarios bajo sospecha de soborno y Jean Todt debería tomar alguna medida para que la Fórmula 1 deje de perder credibilidad.
La gestión de la FOM ha sido igualmente manipuladora al esconder la maniobra de Hamilton con el coche de seguridad. Estuvimos sin saber porqué Alonso tardó tanto en llegar a boxer hasta que se confirmó la sanción del inglés.
Ferrari se queja ahora y con toda la razón, pero este problema no es nuevo. El año pasado tuvieron en la mano poner fin a esta situación dictatorial y asquerosa que emplea la FIA y al final le faltó el coraje, se conformó con la destitución de Mosley creyendo que todo se solucionaría posteriormente pero vemos que no es así y aquí tenemos los resultados.
Los que acosaron a Mosley tienen que pagar su factura. Primero fue Dennis, luego fue Briatore. ¿Le tocará ahora a Montezemol?

6 comentarios:

Un Aficionado dijo...

Muy buenas, no me gustaria ser el abogado del diablo pero no estoy de acuerdo en que el Safety tardase en salir...

http://www.lasexta.com/sextatv/deportes/la_carrera_del_gp_de_europa/281581

Segun ese video, y no veo ningun corte, el Safety tarda en salir 30 segundos, que fue casualidad de que estaba pasando la cabeza de carrera? si, que debio esperar?, no lo tengo tan claro, que debio dejar pasar a los Ferraris viendo como estaba la cabeza y habiendo pasado Hamilton? por supuesto, Que la sancion es ridicula? Absolutamente si.

En definitiva a mi entender que no es mucho lo que paso en Valencia es una autentica Chapuza, manipulada por los de siempre, queriendo cubrir una vez mas las hazañas de Jaimito, pero sin culpa del coche de seguridad.

Si Jaimito no hubiese frenado Alonso casi seguro que hubiese pasado al coche de seguridad. Asi que yo si culpo al niñato malcriado y por supuesto a las altas esferas que no ponen fin a este desproposito. Un saludo y perdon por el tochaco.

FRENANDO AALONSO dijo...

Por ahí se lee de todo y uno de los "argumentos" más dignos de crédito que circulan por la red para explicar por qué suceden cosas como las del pasado domingo es que el gran circo de la F1 es, antes que deporte, espectáculo y fuente de negocio. Como tal y para mantener la viveza que todo negocio reclama, ha de contener dosis de polémica y posiciones encontradas; mientras más, mejor. En eso consiste la publicidad más llamativa (que se hable de uno, aunque sea mal). Con todo el dolor de mi corazón he de reconocer que a Fernando Alonso, cuando dijo aquello de que no volvería a considerar la F1 nunca más como un deporte, alguien tendría que haberle dicho: y a tí, ¿quién te ha dicho que lo sea?. Habría sido mucho más productivo para él y ahora iría con paso firme hacia los ocho mundiales con los que desbancaría a Schumi, el anterior abanderado de esas máximas. Lo de Hamilton está tan claro que no merece más comentarios; no vamos a lograr que esta actividad se rija por los valores clásicos si no es mediante la revolución, pero entonces sería mucho más difícil su mantenimiento. Algún gran patrocinador necesita abrir mercados en Alemania, de ahí las preferencias confesas de Bernie Ecclestone por Vettel como su gran candidato al título. Otros están interesados en otras regiones, de ahí la creación, cada año, de nuevos circuitos y la designación de nuevos destinos para ubicar las carreras. Así es el juego, no como nos lo quieren presentar. El que quiera jugar, ya sabe lo que tiene que hacer. Hoy por hoy, el mejor jugador es un piloto inglés casi recién llegado, como antes lo fue uno alemán, que consiguió más éxitos que nadie.
Realmente, cada vez nos ponen más dífícil creer en el deporte y en los valores que lo hicieron grande. ¡¡Ay, si Filipides levantara la cabeza!!.

FRENANDO AALONSO dijo...

Antes he querido publicar algo así como lo que a continuación expongo, pero el sistema no me ha dejado, pese a haberme comunicado que se había publicado mi comentario (de hecho, se indican dos comentarios, pero sólo aparece el de Un Aficionado). Lo intento de nuevo:

Por ahí se lee de todo, pero quizás uno de los “argumentos” más dignos de crédito para intentar explicar por qué suceden cosas como las del domingo pasado sea el que propugna que la F1 es, antes que un deporte, un espectáculo, una fuente de negocios y, en cuanto tal, necesita la viveza que todo negocio reclama: mientras más polémica y posiciones encontradas engendre, tanto mejor; es la máxima de la publicidad más llamativa (que se hable de uno, aunque sea mal). Algunos renombrados sponsors necesitarían abrir nuevos mercados en Alemania, de donde viene la preferencia confesa de Bernie Ecclestone de que sea Vettel el nuevo campeón; otros mirarían a lejanos países y de ahí las novedades anuales de circuitos y ubicaciones de las carreras (Abu Dhabi, Corea y lo que venga, etc.). Lo de Hamilton está tan claro que no merece mayores comentarios. Antes jugaron a lo mismo con Schumi, que no les defraudó, vive Dios. Ahora le toca el turno al inglés, que se presta ufano al juego a sabiendas de que poco tendrá que perder. Con todo el dolor de mi corazón, he de reconocer que cuando Fernando Alonso dijo aquello de que nunca más volvería a considerar la F1 como un deporte, alguien tendría que haberle dicho: “Y a ti, ¿quién te ha dicho que lo sea?”. Habría sido mucho más efectivo y quizás ahora nuestro noble piloto andaría con paso firme camino de lograr los ocho títulos con los que desbancar al que mejor ha jugado a esto, ahorrándose de paso multitud de disgustos y disfrutando de su actividad favorita, que para eso la ha convertido en su profesión. Pero ahí le ha ganado por varios pasos el inglés, que ha andado mucho más listo y que se ha convertido en la urraca del circo, por lo oportunista. No acabamos con esto si no hay revolución, pero claro, ¿quién lo mantiene entonces?. Desde luego, los tiempos modernos no están hechos para que los clásicos principios del deporte y los valores que lo engrandecieron, tengan cabida en casi ningún sitio. ¡Ay, si Filípides levantara la cabeza!.

FRENANDO AALONSO dijo...

Bueno, pues nada, se ve que no es mi día en esto del "ordena". Lo siento por la "repe".

Saludos.

Edu dijo...

Hola a tod@s:

Ultimamente está fallando ésto un poco, así que recomendación. Cuando diga que ha publicado un comentario, antes de volver a ponerlo, cerrar y abrir el navegador a ver si está. Lo normal es que esté, pero últimamente no refresca en tiempo y forma.

AAAAAAAAdios.

FRENANDO AALONSO dijo...

Gracias, Edu. Lo hice varias veces entre mi primer post y el segundo, pero sólo aparecía el de Un Aficionado, por eso lo repetí. Cuando fui a comprobar si el segundo se había publicado, salieron los dos.